Skip to content

Kit básico para realizar charlas de feedback a tu equipo.

19 abril, 2022
kitbasico

Hola Retailer, este post es algo especial, léelo hasta el final ya que en las últimas líneas te damos una herramienta gratuita para que la puedas usar al momento.

Puede que en tu compañía actual se haya implementado un modelo de evaluación del desempeño o puede que no. 

Este post te puede ayudar si actualmente no tienes un modelo o herramienta al respecto.

Antes de empezar, quería decirte algo muy importante. Las evaluaciones del desempeño, o, como a nosotros nos gustar llamarlas, las charlas de desarrollo con las personas de tu equipo, son herramientas muy potentes para el acompañamiento y la formación. 

Pero, sobre todo, logran un impacto directo en resultados y en el compromiso. No aportar feedback es totalmente negativo, pero aportarlo sin criterio, o siempre diciendo que todo está bien, provoca una percepción de pérdida de liderazgo.

Es tan importante el feedback de mejora como el feedback positivo.

Por otro lado, te voy a contar algo que seguro ya sabes. El mayor enemigo para el desarrollo de las personas es…el tiempo. El trabajo sobre la operativa, el día a día, y el priorizar en aquello que parece urgente, pero casi nunca lo es, y dejar de lado temas no urgentes pero importantes, acaba lastrando que las personas progresen.

No podemos confundir nuestro día a día con este tipo de charlas. Creo que sabes a qué me refiero…¿verdad?

Dicho todo esto, este es nuestro kit básico para la realización de una charla de desarrollo con tu equipo.

1. Lo primero y más importante es que abras tu planning y definas ¾ momentos anuales, por cada persona, de entre 20 y 45 minutos.

 

Estamos hablando de invertir entre algo más de una hora y el tiempo que estimes, a lo largo de un año, por persona.

 

Parece fácil, ¿eh?. Pues este creo es el verdadero primer reto: calendarizar períodos de tiempo para luego concretar momentos con cada persona.

 

Debes evitar períodos de alta facturación o carga de trabajo.

 

2. Divide la charla en 3 partes. 

  • Una de generación de contexto, con preguntas dirigidas a que la persona analice su trimestre (por ejemplo). ¿Cómo estás?, ¿Cómo consideras que ha sido el trimestre?, ¿Qué destacarías de estos tres meses?, ¿Qué cambiarías?…Esta es la parte más delicada, puesto que puede que la conversación tenga una carga más potente si detectas malestar, situaciones personales, etc. No te ciñas a un tiempo aunque hayamos marcado un mínimo. Si esta parte no está bien trabajada, la persona no se siente escuchada o lo vas a hacer “por hacer”, replantéate el objetivo de la charla (y de tu misión gestionando equipos).

 

  • En la segunda parte entramos en el momento del feedback. Esta parte debes prepararla previamente para poder aportar un feedback concreto. Con ejemplos.Uno de los errores a evitar es que esperes a tener esta charla para hablar, uno tras otro, de todos aquellos errores, áreas de mejora, etc. sin antes haber tocado el tema. Ve a pocos mensajes, concretos. Valora lo positivo y refuérzalo. No sirve un “enhorabuena por tu trabajo”. Debes tener claro qué quieres potenciar. Pueden ser grandes resultados en un kpi concreto, un plan de acción completo, una gestión de un conflicto. Concreta. Y pide a la otra persona que aporte su punto de vista.

 

  • La tercera parte está enfocada a la definición de una, máximo dos áreas de mejora, objetivos, retos. Concretos. Con un punto de partida, un objetivo previsto, marco temporal, fechas de revisión, soporte que necesita la persona y conclusiones.
    Pueden ser objetivos numéricos, competenciales o cualquier otro encaminado al desarrollo profesional de las personas de tu equipo.

 

Estos 3 puntos han de estar registrados por escrito. 

Cada charla es un diamante. Una oportunidad. Un tesoro. 

Si eres capaz de hacer un seguimiento en tus visitas, revisar lo visto en la charla, e incluir en tu rutina esas 3 o 4 charlas anuales, estoy seguro de que tus resultados y tu percepción de aportación de valor al equipo van a mejorar muchísimo.

El día a día del liderazgo actual está basado en la memoria, las conversaciones sin concreción y la falta de rigor. Acciones como la que te proponemos te ayudará a destacar. Pero, sobre todo, a liderar.ç

Existen múltiples apps, como por ejemplo Evernote o Trello, que te pueden ayudar a registrar las respuestas.

👇👇👇👇 TU REGALO AQUÍ 👇👇👇👇

Pero si lo que quieres es una plantilla para poder registrar todo esto, puedes clicar aquí para que te mandemos la herramienta que hará que tu equipo no sea un turista primerizo en Nueva York, cuando tengas la herramienta, lo entenderás todo.

Pasa buena semana Retailer.

Suscríbete a la newsletter más sabia del Retail
¿Quieres recibir tips de liderazgo, gestión de equipos o recruiting? ¡Súbete al cohete!