Skip to content

La historia de TalentÁrea

21 enero, 2022
La historia de TalentÁrea

Un poquito de historia (La historia de TalentÁrea)

Soy Dani Pérez, y quizá puedas hacerte una idea de lo que vas a leer si tienes 11 minutos para escuchar mi charla TEDx.

Igualmente, te lo cuento.

Corría el año 2005, y tras pocos meses en una nueva empresa del mundo del retail y ventas, mi responsable confió en mí para gestionar la tienda en la que trabajaba. Sin ninguna experiencia en la gestión de equipos, pero con ganas de avanzar, empecé una carrera con algunos aciertos pero con muchos errores.

Un año después, surgió una nueva oportunidad.

Aún sin consolidar mi posición de mánager de tienda, me presenté a un proceso de promoción interna como responsable de área. Se trataba de una
posición interina. Un proyecto para seis meses que requería un cambio de residencia: de A Coruña a Gijón, Asturias.

Así, muy joven, empiezo a gestionar un equipo experimentado de más de 80 personas con más de 20 mánagers, donde me acerco al concepto de gestión en remoto y la complejidad de acompañar desde la distancia.

Esos seis meses de aprendizaje gracias a las personas que me encontré, se convirtieron en cinco años como responsable de distintas zonas. Siempre con equipos deslocalizados, y con proyectos de más de 150 personas. Con nuevas mudanzas, miles de aprendizajes y mucha formación en liderazgo.

Luego llegó el gran salto. En 2011, paso de la gestión de zona a la dirección territorial, con etapas de más de 200 tiendas y 750 personas en nuestro territorio.

Otros seis años de crecimiento en los que colaboré con excelentes profesionales líderes de líderes, conocí la complejidad del mundo de las franquicias, de su gestión así como del cuidado y apoyo a las personas que apuestan por una marca.

Pude colaborar con el Departamento de Recursos Humanos en procesos de assessment center, colaboración en la creación de herramientas de evaluación del desempeño, formación interna, selección de responsables de zona o procesos de mentoring.

Abril de 2018. Nace TalentÁrea para ayudar a que profesionales y empresas logren sus objetivos.

Fruto de la inquietud y ante una vida laboral que quería cambiar girando hacia el equilibrio, en 2018 llegó el gran reto.

Creía que podía ayudar a que otras empresas generasen una cultura de alto rendimiento con las personas como protagonistas.

Desde ahí y hasta hoy TalentÁrea ha crecido en equipo, clientes, instalaciones, medios y hasta en ilusión.

Hemos formado en habilidades directivas a más de 2000 líderes de grandes empresas y pyme, asesorado a numerosos CEO y equipos directivos sobre desarrollo de talento y hemos gestionado a equipos de clientes como interim manager.

Hemos ayudado y lo seguimos haciendo en proyectos de creación de departamentos de formación y crecimiento de desarrollo y seducción del talento.

Nos caracteriza nuestro modo de comunicar, con la unión entre el marketing y las áreas de personas y talento como fortaleza. Y nos buscan también para eso. Sí, para ayudar a que otras empresas sean un auténtico imán que les permita contar con los perfiles más potentes y alineados.

Empresas como Vitaldent, Sibuya, La Casa de las Carcasas, Indexia, Hubside, Centros Único entre otras han confiado en nuestra filosofía.

Defendemos el cuidado de los equipos sobre cualquier otra cosa, entendiendo como cuidado la generación de un contexto de desarrollo, aprendizaje y exigencia en los elementos clave y que marcan diferencias.

Además, trasladamos contenido que ayude a elevar la cantidad de herramientas de las posiciones de liderazgo.

Lo que aquí podrás leer es fruto de la experiencia, de un camino que empezó hace más de 17 años y que sigue, y que nos ayuda a detectar talento y transferir conocimiento desde el terreno.

El liderazgo es un arte en continuo movimiento, ágil, en el que las personas son las grandes protagonistas y sobre el que nunca debemos dejar de aprender.

Nosotros lo tenemos claro.

Suscríbete a la newsletter más sabia del Retail
¿Quieres recibir tips de liderazgo, gestión de equipos o recruiting? ¡Súbete al cohete!